julio 28, 2015

Los desaparecidos de Ecuador (Parte 2)


Cuando los padres migran y desaparecen, los abuelos se hacen cargo de los nietos. En Ecuador existió hasta inicios del 2015, una injusta ley que llevaba a los abuelos a la cárcel, mientras que la búsqueda de los ausentes sigue siendo incipiente.

Por Concepción Peralta Silverio

Ecuador: padres ausentes, abuelos presos

La migración de mujeres ecuatorianas ha ido en aumento desde el año 2001 al grado de que en ciertas regiones, como la costa, la relación es de uno a uno.

Andrea Ledezma, responsable de la asociación 1800 Migrante, dice que esto ocurre porque los padres de familia que se van al exterior no se hacen cargo de la manutención de sus hijos y ello obliga a las mujeres a migrar por alimentos.

Eso les ocurrió a María Magdalena Tipantaci Tubón (21) y Elvia Florinda Pasachoa Mazaquiza (22), dos de las 14 mujeres asesinadas en la masacre de 72 migrantes en San Fernando, Tamaulipas.

El marido de Elvia Florinda, padre de su hijo de dos años, la impulsó a migrar, pero no envió el dinero para el “coyote” y su familia se endeudó con la cooperativa del pueblo para pagar el traslado.

Elvia Florinda y María Magdalena estaban casadas con dos primos avecindados en Queens, Nueva York –donde está la mayor comunidad de ecuatorianos en Estados Unidos -. Vivían en casas de adobe donde las nubes y el bosque se ven para abajo.

El 25 de julio de 2010 salieron de casa. Sus padres las fueron a dejar a Quito, al hotel donde el “pollero” juntaba a la gente. Pasaron ahí cinco días y después subieron a un avión rumbo a Guatemala. Desde allá Elvia le llamó a su padre, le pidió que hiciera el primer pago: mil 500 dólares por cada una. Cruzaron el territorio mexicano y llegaron hasta el norte, a San Fernando, Tamaulipas. Fue un viaje de casi un mes.

Dejaron a sus hijos al cuidado de los abuelos. El niño de Elvia tenía dos años y la hija de María Magdalena seis meses. Hoy Nancy tiene cinco años de edad y recibe de vez en vez dinero y llamadas telefónicas de su padre. El hijo de Elvia no recibe manutención del padre. Va a la escuela y vive protegido celosamente por sus abuelos.

Tras la masacre de San Fernando, la Senami construyó para los menores una modesta casa de paredes de concreto y lámina de asbesto en los terrenos de los abuelos. Hasta ahí la ayuda.

02
Los padres de Elvia, tragedia y desamparo.

La abogada Ledezma explica que la migración de mujeres va en aumento alarmantemente en Cañar y Azuay por un problema de leyes de manutención y alimentos que no se cumplen. Y cuando la madre desaparece los hijos quedan doblemente desamparados porque es casi seguro que ya perdieron a los dos progenitores.

La historia es común y repetida: Los padres se van con la promesa de enviar dinero para la familia y luego se olvidan. Forman otras familias allá o simplemente no les va bien económicamente.

En Perú, explica Ledezma, si un padre no manda alimentos y está en Estados Unidos, el juez lo manda a buscar por Interpol, lo detienen y lo traen. En Ecuador esa responsabilidad se la trasfieren a los abuelos. Si el padre no paga alimentos, se demanda a los abuelos o a los tíos. La ley se llama Subsidiariedad de Familiares en el Pago de las Pensiones Alimenticias, y es una forma de proteger a la niñez. Sin embargo, ésta llevó a más de 300 ancianos a la cárcel.

En 2007 diez jóvenes que salieron de Chordeleg, un cantón de la provincia de Azuay, desaparecieron en Colombia. Al parecer hubo un naufragio y fueron capturados por las FARC. Sólo Luis Vélez logró regresar. Sus padres lo hallaron con el apoyo de 1800 Migrantes en las calles de Cuenca. Era indigente con un daño psiquiátrico severo. Lo reconocieron por pruebas de ADN. Los exámenes demostraron que fue violado y torturado. No tiene información de sus compañeros porque sólo sabe decir “Comandante 14”.

—El caso es mucho más grave porque él tenía dos hijos. Los abuelitos fueron demandados por alimentos. Vivían en extrema pobreza y les quitaron todas sus tierras. Aquí, sino paga el padre paga el abuelo.

Otra caso que conmovió y mostró lo injusto de esta legislación -de 1992- fue el caso de don Cayetano Cedeño, de 95 años. Murió en su humilde casa de Manabímientras (Costa) cuando cumplía un arresto domiciliario junto con su anciana esposa. Ambos eran custodiados por la Policía por una deuda de alimentos de 116 dólares de su hijo, avecindado en Venezuela, ilocalizable. Tecnicamente desaparecido.

Un total de 320 abuelos o tíos fueron llevados a la cárcel por demanda de alimentos hasta marzo de 2015 que la Asamblea derogó esta ley. Ahora el padre o a la madre van a prisión si no pagan la deuda.

–Ecuador debería hacer leyes que puedan hacer más responsables a los padres fuera del país. El hecho de que paguen las pensiones alimenticias los abuelos no amerita que los responsables no tengan que cumplir con sus obligaciones. Existen muchos padres fuera del país—expone la abogada.

1800 MIGRANTE

1800 Migrantes es un bufete de abogados especializado en asistir a los ecuatorianos con problemas en el extranjero: Visas, divorcios, doble nacionalidad, cobro de deudas, prueba de ADN; en 2009 comenzó a atender a familias de los desaparecidos en países como Colombia, Venezuela, España, pero la gran mayoría en el norte de México

Ella y William Murillo, su esposo y vocero de la organización, conocen del tema. Ledezma fue consejera del presidente Rafael Correa en materia de migración. Fue coordinadora regional de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) en el área sur ecuatoriana. Murillo trabajo en Estados Unido como abogado y fue el primer titular de la Secretaría Nacional del Migrante (Senami), convertida hoy en el Viceministerio de Movilidad Humana.

Ecuador tiene la Dirección Nacional de Delitos Contra la Vida, Muertes Violentas, Desapariciones, Extorsión y Secuestros (Dinased), con elementos especializados en búsqueda de personas, protocolos y presupuesto, y según su director, en 2014 solucionaron 85 por ciento de los 3 mil 500 casos denunciados. No es lo mismo con los migrantes, en esos casos las familias no denuncian y las autoridades no asesoran.

*Por tres meses se buscó al Viceministerio de Movilidad Humana de Ecuador para conocer el trabajo que hace la Cancillería y los consulados para localizar a los ecuatorianos desaparecidos en otros países, así como las cifras oficiales, sin obtener respuesta.


Se autoriza su reproducción siempre y cuando se cite claramente al autor y la siguiente frase: “Este trabajo forma parte del proyecto En el Camino, realizado por la Red de Periodistas de a Pie con el apoyo de Open Society Foundations. Conoce más del proyecto aquí: enelcamino.periodistasdeapie.org.mx”

 

 



Concepción Peralta Silverio

TEXTO

Periodista egresa de la UNAM, con 18 años de experiencia; editora web en NoticierosTelevisa.com y freelance para temas sociales. Es autora de la investigación "Los 72 migrantes que avergonzaron a México", con la que da seguimiento a esos crímenes.