noviembre 2, 2018

Inicia el Foro Mundial de las Migraciones en medio de la xenofobia


 

Por octava ocasión se realiza el Foro Social Mundial de las Migraciones. Este año la sede es México y el evento coincide con la caravana de migrantes centroamericanos que, desde el 12 de octubre, busca llegar a Estados Unidos. En este contexto, el presidente de ese país, Donald Trump, ha amenazado con endurecer el cierre de fronteras

Texto: Ximena Natera
Foto: Archivo

CIUDAD DE MÉXICO.- Donald Trump, presidente de Estados Unidos, planea presentar una orden ejecutiva para restringir las solicitudes de asilo para las personas que lleguen a sus fronteras. El anuncio lo hizo ayer por la tarde en una conferencia de prensa de último minuto, en Salón Roosevelt de la Casa Blanca.

Dijo también que desde hace un par de días ha eliminado la política de “Catch and release” una práctica común en la que los migrantes irregulares son liberados a las comunidades mientras se resuelve su situación legal en las cortes,  esto como alternativa a retenciones prolongadas en centros de detención.

En su lugar, Trump ha prometido construir ciudades campamentos para detener por periodos de tiempo indefinido a los solicitantes de refugio. El anuncio es parte de las amenazas que el presidente ha lanzado en las últimas semanas respecto a la caravana de migrantes hondureños que recorre el sureste de México y busca llegar hasta Estados Unidos, donde muchos de sus participantes buscan pedir refugio.

La caravana, que salió de San Pedro Sula el pasado 13 de octubre, ha creado tensiones políticas entre los gobiernos de México y Estados Unidos y ha desencadenado un éxodo centroamericano sin precedentes con caravanas de miles de personas replicando el trayecto desde otras ciudades de Honduras y El Salvador.  Se calcula que en este mes han salido al menos 10 mil migrantes organizados en caravanas.

En ese contexto, arranca hoy el 8º Foro Social Mundial de las Migraciones 2018, un espacio de discusión para “la construcción de una nueva visión de la migración… construir un proceso social en favor de la defensa de los derechos de las personas migrantes y sus familiares y que se fortalezca los diálogos entre las redes sociales y las personas migrantes, y sea capaz de influir en las decisiones de políticas públicas”.

El Foro será en el Centro Cultural Universitario Tlatelolco y el programa cuenta con más de 15 actividades distribuidas en tres días de trabajo, 2, 3 y 4 de noviembre. Entre los participantes estarán migrantes, defensores, representantes, académicos, activistas y organizaciones de todo el mundo.  Los ejes temáticos para el foro son “los derechos humanos, realidades en las fronteras, muros, resistencias, migración y genero, cambio climático y comunidades transnacionales entre otras.

Entre las actividades del foro, se realizará la primer Cumbre Mundial de Madres de Migrantes Desaparecidos, un encuentro entre madres de países del Magreb: Mauritania, Senegal, Argelia, Túnez, además de Italia, Estados Unidos, Nicaragua, Honduras, El Salvador, Guatemala y México.

“El propósito fundamental de esta experiencia es enlazar a las organizaciones emergentes de familiares, madres en particular, que comparten la lucha por encontrar a sus seres queridos y reunir a sus familias rotas por el fenómeno del desplazamiento forzado, compartir experiencias de búsqueda y de sanación, alimentar la esperanza y reconocer que el problema de las desapariciones de personas en movimiento es mundial, diverso y extremadamente complejo”, dice el comunicado oficial de Movimiento Migrante Centroamericano, organización civil que realiza la Caravana de Madres de Migrantes en Búsqueda de sus Desaparecidos.

En México la caravana de madres se ha realizado cada año desde 2004, donde un grupo de madres de migrantes desaparecidos recorre el país en búsqueda y protesta por la falta de respuesta del gobierno mexicano ante la desaparición y asesinato de miles de centroamericanos que recorren el país, rumbo a Estados Unidos. El lema de este año es “el derecho a la verdad y a la justicia”.

El grupo de madres centroamericanas, que recorrerá 12 estados del país, entró a México el 23 de octubre, dos días después de la primer caravana de migrantes hondureños, con más de 7 mil personas, lograra evadir el cerco policiaco en el puente fronterizo de Tecún Umán.

El día de su llegada, la caravana de madres visitó por una horas a los centroamericanos mientras descansaban en Huixtla, una pequeña ciudad en el sur de Chiapas.  Estaba previsto que los dos grupos se reencontraran este fin de semana en la Ciudad de México, durante el foro de migraciones, algo que parece poco probable.

Actualmente el éxodo centroamericano avanza lentamente por el sureste del país, se tiene planeado que hoy llegue a Palomares, un pequeño poblado a 37 km de Matías Romero en el Istmo de Tehuantepec, donde la caravana pasó la noche. A poco más de 300 kilómetros de ahí, en Huixtla, Chiapas, otro grupo numeroso camina a prisa para sumarse a la primera caravana.

No son los únicos, muchos más salieron de San Salvador el domingo pasado y han ido llegando poco a poco a la frontera con México, donde han cruzado a pesar de continuas confrontaciones con las autoridades mexicanas. Mientras algunos se preparan para seguir los pasos del éxodo, son más de 500 los que ya se presentaron ante las autoridades mexicanas para pedir refugio o bien integrarse al plan “Estas en Casa” del gobierno de Enrique Peña Nieto.

 

Consulta nuestra cobertura

Tercera caravana migrante entra a México

Ayyu Collin, el peluquero de la #CaravanaMigrante

Segunda caravana avanza por Chiapas

Acampan migrantes en puente de Ciudad Juárez, esperan asilo de EU

El tsunami que migrante que viene del sur

Agentes de migración “cazan” migrantes

El larguísimo camino de Chiapas a Oaxaca

Segunda caravana de migrantes intenta entrar a México; policía mata a uno

Calor y lluvia golpean Caravana Migrante

“No están solos; no estamos solos”


Tags: , ,


Ximena Natera

Soy aspirante a la buena imagen, a la buena crónica, a la buena historia, soy aspirante al buen periodismo. Las historias de horror, miedo e injusticia que vimos y escuchamos a lo largo del camino me dejaron un hoyo en el estómago, la única manera que encuentro para cerrarlo es compartir estas mismas historias una y otra vez, con la esperanza de que la indignación se propague y, como dice el periodista Oscar Martínez, contribuya a iluminar poco a poco las esquinas oscuras.