enero 20, 2017

El gabinete más blanco, más rico y menos diverso

A partir de hoy el equipo de trabajo de Donald J. Trump llevará las riendas del país más influyente del planeta. El gabinete conformado por ex directivos de petroleras, ex militares, empresarios y gobernadores de la derecha más dura de Estados Unidos, paradójicamente, poco refleja a sus votantes. Los analistas concluyen que ahora las minorías deben luchar porque no se pierdan los espacios por los que han luchado en el país que se jacta(ó) de ser el más democrático del mundo

Es el presidente número 45 en la historia de Estados Unidos. El único en la historia reciente que se acompaña en su gobierno por personajes controvertidos, feligreses de ideologías políticamente incorrectas o de plano anti derechos.

Es Donald Trump, el magnate que en su gabinete incluye a depredadores de Wall Street, antiabortistas como responsables de la salud pública y enemigos de energías limpias en la secretaría que, supuestamente, debe combatir el cambio climático.

Un equipo que suma hasta 14 mil millones en riqueza, según Forbes y Bloomberg. El gobierno plutocrático (gobierno de ricos) es el primero, desde 1988, que no incluye a un hispano.

Aquí un prontuario de los nuevos inquilinos de la Casa Blanca. Una lotería del horror.

“Soy un cristiano, un conservador y un republicano. En ese orden”, dijo Mike Pence cuando era el gobernador del estado de Indiana. El abogado de 57 años es uno de los hombres de confianza de Donald Tump y a partir de hoy será el segundo al mando en el gobierno de Estados Unidos. Con una fortuna de 0.8 millones de dólares, Pence es el hombre menos adinerado del gabinete. Cuando era gobernador, firmó una ley que permitía que los restaurantes y establecimientos comerciales prohibieran el paso a parejas gay, todo en nombre de la libertad religiosa. La ley se canceló tras una serie de protestas.

Rex Tillerson tuvo que dejar su cargo como CEO de ExxonMobile para ser el próximo secretario de estado de Estados Unidos. Un hombre de negocios que posee una fortuna de 325 millones de dólares tiene vínculos estrechos con el presidente ruso Vladmir Putin, a quien conoció en los años noventa cuando, tras la caída de la ex Unión Soviética, Exxon entró al país asiático. Rex, de 64 años, no es el único texano de la lista.

Rick Perry piloteó un avión Hércules cuando estuvo en la fuerza Aérea de Estados Unidos en los años setenta. Después incursionó en varios puestos políticos en Texas, de donde es originario, hasta llegar a la gubernatura de ese estado. Luego hizo una precampaña para ser candidato del partido Republicano a la presidencia estadounidense. En la precampaña dijo que eliminaría la Secretaría de Energía si era electo. A partir de hoy será secretario de Energía.

Steve Mnuchini estudió en la prestigiosa escuela de negocios de Yale, después trabajó en un banco propiedad de su familia. En los años de crisis financiera creó las empresas de inversión de riesgo OnweWest y Dune, donde lucró con el impago de hipotecas, principalmente de la clase media estadounidense. Su habilidad para hacer dinero es una de las razones por las cuales Trump lo eligió para llevarlo de Wall Street a secretario del Tesoro de Estados Unidos.

James Mattis conocido como “mad dog” (perro malo) será el secretario de la Defensa de Estados Unidos. El general retirado estuvo estuvo encargado de asaltos militares en la Guerra del Golfo y Afganistán, y dirigió una división durante la invasión a Irak. Además, durante 3 años encabezó el ala militar que operó en Medio Oriente. No es casado, no tiene hijos y a sus 66 años es conocido por su visión beligerante y poco conciliadora. Mattis criticó los acuerdos con Irán para el desarme nuclear. “Se político, se un profesional, pero ten un plan para matar a todos los que conoces” dijo en el 2013.

El responsable de Seguridad Interna será John Kelly, un general retirado quien fuera encargado de la operación de Guantánamo y Jefe del Comando Sur de Estados Unidos (área que abarcó Latinoamérica y el Caribe). El ex marino, también de 66 años, estuvo encargado de la deportación de miles de personas, y es considerado como un experto sobre migración y narcotráfico.

El Fiscal General será Jeff Session, un senador por Alabama considerado uno de los políticos más conservadores de Estados Unidos. En la década de los 80 el senado de Estados Unidos rechazó su postulación como juez federal por su hostilidad con grupos de derechos civiles y por sus comentarios racistas y anti-migrantes. Como senador, apoyó la idea del muro fronterizo antes de que Trump lo propusiera. Session ha sido señalado de tener filiación con grupos racistas como el Ku Klux Klan.

Sonny Perdue estudió veterinaria, fue jugador de foot ball en la universidad, militar, empresario y el primer gobernador republicano de Georgia, después de 135 años. El hombre, de 70 años, fue conocido en Estados Unidos porque, siendo gobernador, organizó oraciones para que lloviera en una de las peores sequías que ha azotado su estado natal.

Elain Lan Chao y Besty DeVos son las únicas mujeres en el gabinete. La primera, de origen taiwanés, será la secretaria del Transporte. DeVos llevará las riendas de Educación. Ambas pertenecen a familias adineradas. La fortuna de la familia DeVos, por ejemplo, está estimada en 1.25 mil millones de dólares.

Tom Price, cirujano ortopédico y congresista, fue uno de los críticos más férreos del programa Obama Care, que dio servicios de salud a más de 20 millones de personas que no tenían seguros privados. Ahora estará encargado de la Secretaría de Salud y Sanidad.

Ben Carson es un reconocido neurocirugano y el único afroamericano que estará en el gabinete. Trump lo acusó de tener un temperamento como el de un abusador de menores, pero hoy ocupará el cargo de director de Vivienda y Desarrollo Urbano.

Finalmente, Wilbur Ross, un hombre de negocios que se ha beneficiado con el Tratado de Libre Comercio al enriquecerse con las cadenas de exportación a México será el encargado de Comercio en Estados Unidos. Su cartera de negocios –que van desde la industria acerera hasta los textiles– lo hacen poseedor de 2.5 mil millones de dólares. Es además propietario de la firma WL Ross & Co. LLC y parte de su fortuna viene de Grupo IAc, que se dedica a la proveeduría para armadoras de autos.


Se autoriza su reproducción siempre y cuando se cite claramente al autor y la siguiente frase: “Este trabajo forma parte del proyecto En el Camino, realizado por la Red de Periodistas de a Pie con el apoyo de Open Society Foundations. Conoce más del proyecto aquí: enelcamino.periodistasdeapie.org.mx”



Alejandro Meléndez Ortíz

FOTOGRAFÍAS

Reportero Gráfico de la Ciudad de México, editor de fotografía del periódico El Financiero, Ha trabajado en el periódico La Jornada, Excelsior, Diario Deportivo Record y en las Agencias Xinhua, Notimex, Clasos y Procesofoto.


José Ignacio De Alba

Trotamundos, caminante y cronista 24/7.